Copépodos

La importancia de los copépodos en el acuario marino.

Copépodos

Los copépodos son los organismos que mejores resultados han dado en la alimentación de larvas de peces de muchas especies en acuicultura, por encima de la artemia o de los rotíferos. Esto es debido a los altos niveles de ácidos grasos poliinsaturados como DHA, EPA o ácido araquidónico. El nivel de DHA en copépodos salvajes puede ser hasta diez veces mayor que en Artemia enriquecida. No necesitan ser enriquecidos como otros organismos (Artemias o rotíferos) para tener nutrientes, de manera innata ellos ya contienen una alta y óptima calidad nutricional
Poseen altos niveles de proteínas (42-52%) con un adecuado perfil de aminoácidos y de ácidos grasos. Es importante con qué se les alimenta para tener el perfil nutricional adecuado para el fin que perseguimos.
Ventajas que presentan los copépodos como alimento
Realza el colorido natural de peces y crustáceos.
Refuerza el sistema inmunitario del organismo.
Son de especial utilidad con algunos habitantes del acuario más delicado en su alimentación, ya sea porque están enfermos o porque no aceptan el alimento inerte.
Se ha demostrado que los copépodos en el cultivo larvario de peces marinos aseguran un desarrollo normal con mejoras en el crecimiento y supervivencia reduciendo considerablemente las enfermedades, malformaciones y pigmentación anormal.
Al ser bentónico y fijarse por ello al sustrato que encuentra (rocas, cristal, fondo,…) facilita la alimentación de peces de natación lenta como Synchiropus.
Cuándo utilizar copépodos y para qué
Son una excelente fuente de alimento para peces algo más delicados: corales y otros invertebrados como anémonas, larvas de peces, caballitos de mar, pez mandarín y pez Anthias
Si nuestra finalidad es crear más zooplancton en nuestro acuario deberemos añadirlos por la noche para que no sean comidos inmediatamente después de echarlos.
Son la mejor opción para recuperar el apetito en peces enfermos o que no comen, especialmente mandarines, peces pipa, caballitos de mar y peces que no aceptan alimento inerte.
Se alimentan del detritus del acuario, microalgas,